Experimento: Divisibilidad de la materia

Experimento: 

Divisibilidad de la materia

 Asunto: experiencia sobre las propiedades generales de la materia.
 Objetivo: demostrar que el aire ocupa un lugar en el espacio y demostrar la divisibilidad de la materia.
 Materiales: acuario o cubeta, dos vasos de precipitación, capsula de evaporación, mortero, agitador, cloruro de sodio, agua destilada o agua de caño e imaginación.

Fundamento científico

La materia presenta una serie de características que son comunes a todos los cuerpos. Así posee masa, volumen y es impenetrable, o sea que los cuerpos no pueden ocupar el mismo tiempo ni el mismo lugar.

Procedimiento

Parte A
1. En el acuario o cubeta grande, vierta agua hasta casi llenar el recipiente.

2. Con una mano sumerge en el agua el vaso A y con otra sumerge el vaso B, ambos invertidos. ¿Qué observas?

3. Deja el vaso B se llene de agua inclinando la boca hacia arriba. ¿Qué sucede?

4. Sostén luego el vaso A con la boca hacia abajo y colócalo encima del vaso B. responde: ¿Qué sucede al inclinarse el vaso B?  ¿Qué observas en el vaso A?

Parte B
1. Coloca el trocito de sal en una capsula de evaporación. Anota sus características.

2. Tritura o muele el trocito de sal en el mortero, hasta obtener un fino polvo. Contesta: ¿Qué clase de materia es el trocito de sal? Los cristales de sal, ¿Qué nombre reciben? ¿Qué procedimientos has empleado para obtener las partículas de sal? ¿Por qué?

3. Mezcla la sal molida con agua, en el vaso de precipitación. Responde: ¿Qué sucede con la sal y qué sabor toma la solución? ¿Qué procedimiento has empleado y qué grado de división de la materia conseguiste? 
- El grado de división de la materia que has obtenido, ¿es visible o invisible?, ¿por qué? 
- Para obtener átomos, ¿Qué aparato de laboratorio utilizarías y en qué consiste?

Análisis experimental

La experiencia realizada en la parte A, nos permite concluir que el aire ocupa un lugar en el espacio, por la propiedad de la impenetrabilidad; esto se demostró cuando el vaso B (vacío) desprendió burbujas que se dirigían al vaso A, para desalojar el agua que contenía.

 La experiencia realizada en la parte B, permite concluir que los cuerpos pueden dividirse en partículas cada vez más pequeñas, sin perder sus propiedades íntimas, mediante procedimientos mecánicos o físicos.
Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario